LA DIVINA MISERICORDIA

 

ENERO 2016
Helena Kowalska

   El lunes, 18 de Enero, entro en la Iglesia y, ¿qué me encuentro? Una imagen de Jesús, deslumbrante. La contemplo. Es algo realmente singular. A sus pies, escrita una frase: “Jesús confió en ti”.
Vuelvo a casa, busco información, primeramente en la web del Colegio. Efectivamente, ¡ahí está! Es el cuadro de la Divina Misericordia. Aprovechando que estamos en el año de la Misericordia, este icono va a peregrinar por todos los colegios de nuestra congregación.
El Papa Francisco utiliza la palabra “regalo” con cierta frecuencia, ¿no creéis que el poder “Ver” esta imagen es un verdadero regalo? Personalmente creo que sí.
Esta semana del 18 al 24, la vamos a disfrutar nosotros, hay que aprovechar este tiempo de vivencia especial. Todos los alumnos de nuestro colegio van a pasar a verla, acompañados por las hermanas que propiciarán un ambiente adecuado, lleno de emociones.
¿Quién era Elena Kowalska? Conocida también como Santa Faustina, llamada la Secretaria de la Misericordia.
Voy a hacer una breve mención acerca de esta joven monja católica y polaca.
Nació en 1905, desde niña sintió la llamada de Dios. Comenzó a asistir al colegio con 12 años, debido a que las escuelas de Polonia estaban cerradas durante la ocupación rusa; solo pudo completar un curso. Desde los 15 a los 18 años pidió a sus padres entrar en un convento. Ellos, se lo negaron.
Elena se entregó a las vanidades de la vida sin encontrar satisfacción, pero la gracia divina venció en su alma.
En 1924 comenzó su recorrido con Jesús, lleno de obstáculos, pero se mantuvo firme en su decisión. Sufrió constantes combates interiores.
   En Febrero de 1931, tiene una visión del Señor Jesús, que le encomienda pintar una imagen según ella lo ve a Él.
   Jesús le explica el significado de lo que le muestra:

“Los dos rayos significan la Sangre y el Agua. El rayo pálido simboliza el Agua que justifica a las almas. El rayo rojo simboliza la Sangre que es la vida de las almas…Ambos rayos brotaron de las entrañas más profundas de Mi misericordia cuando Mi Corazón agonizante fue abierto en la cruz por la lanza. Estos rayos protegen a las almas de la indignación de Mi Padre. Bienaventurado quien viva a la sombra de ellos, porque no le alcanzará la justa mano de Dios.” (Diario #299, p.153)

   Santa Faustina Kowalska, Apóstol de la Divina Misericordia, escribió un diario, en el cual recogió todos los mensajes que recibió Jesús.
   En 1938, con tan solo treinta y tres años, se reúne con el Señor, encontrando así su recompensa.
Su vida es enriquecedora. Si queréis empaparos de ella, podemos encontrar mucha información en Internet: un completo álbum de fotos, vídeos, una película y enseñanzas para los niños.
   El domingo 24, después de una grata y emotiva Eucaristía, la Comunidad Educativa de Osuna continuará la peregrinación de esta singular y fascinante imagen.

Susi Adalid
M.C. Guíame e Instrúyeme

FOTOS

 

 

Misericordia II Misericordia I

Santa-Faustina-Kowalska-1024x779