CELEBRACIÓN DE SANTO TOMÁS

El Colegio “Mª Inmaculada” festeja  el pasado 28 de enero al patrón de los estudiantes: SANTO TOMÁS DE AQUINO.

EL CARRO DE LA FILOSOFÍA

Organizado por el Departamento de Filosofía y dirigidos por la profesora Sor Gracia Mª Palomo,  los alumnos de 2º de Bachillerato ponen en escena lo aprendido en Historia de la Filosofía desde el paso del mito al logos hasta Santo Tomás de Aquino, filósofo de la escolástica medieval, cuyo trabajo se centró en la cristianización de la filosofía aristotélica y en la demostración de la existencia de Dios por medio de la razón, llegando con todo esto a una simbiosis perfecta entre la razón y la fe. Santo Tomás de Aquino tiene algo interesante que decir, aún hoy, al hombre del siglo XXI y, en concreto, a las generaciones jóvenes de nuestra época tecnológica e informatizada: Dios existe y solo la contemplación lleva a su conocimiento.

Los alumnos por medio de un excelente trabajo de EQUIPO tomando como pretexto El carro de la Filosofía representan en ESCENAS FILOSÓFICAS la historia del esfuerzo de los hombres para llegar al conocimiento.

En la primera escena resalta la figura de la ANCIANA FILOSOFÍA cuya misión es enseñar a pensar convencida de que si no se aprender a razonar fácilmente se permanecerá en la minoría de edad kantiana.

La segunda escena centra la atención del espectador en los SIETE SABIOS DE GRECIA, entre los que se encuentra el renombrado presocrático TALES DE MILETO. Son las sentencias, las máximas, recogidas a modo de pensamiento en boca de dichos siete sabios las que nos ayudan a interiorizar esa sabiduría fruto de poner en ejecución el más necesario de todos los sentidos: el sentido común. Curiosamente, los primeros filósofos son un poco de todo: matemáticos, físicos, geómetras…hecho que servirá a Descartes para convencernos de que la Filosofía es una Ciencia y como tal todos sus planteamientos o aforismos demostrables.

En la tercera escena la ANCIANA FILOSOFIA nos sitúa ante dos mentes privilegiadas del pensamiento de la humanidad: Platón y Aristóteles. Maestro y discípulo que llegan a contraponer sus pensamientos racional y empirista abriendo uno de los eternos problemas de la historia de la filosofía para llegar al conocimiento, a la episteme.

En la cuarta escena es la FILOSOFÍA ESCOLÁSTICA la que por parte de las  órdenes mendicantes y de la filosofía de Avicena y Averroes se desarrolla y va preparando la filosofía tomista. Harto debemos a la Orden de Predicadores cuyo VIII Centenario celebramos este año y a la que pertenece, por la profesión de sus votos, nuestro personaje: Santo Tomás de Aquino.

Estas cuatro escenas han ido preparando el momento álgido de toda la representación: la aparición de Santo Tomás quien será entrevistado respondiendo a veinte preguntas que nos llevarán a conocer quién fue su familia, qué le movió a hacerse fraile, por qué estudió con tanta profundidad a Aristóteles llegando a cristianizar su filosofía. Y, por último, llegamos a la escena sexta donde como tributo agradecido a lo que ha representado y representa Santo Tomás en el mundo del pensamiento una coreografía dará movimiento a la canción en honor al protagonista escrita por Walter Rueda.

Fotos