MESA REDONDA: LA VIDA COMO VOCACIÓN.

El pasado 6 de mayo se celebró en el colegio de la Victoria una mesa redonda sobre el tema: LA VIDA COMO VOCACIÓN. Susi Adalid miembro de la Junta Directiva del AMPA ha escrito una reflexión sobre la misma.

“APUNTES”

Mesa Redonda

Recordamos que hoy hace ocho años de la Beatificación de Madre Carmen.

Personas del día a día, comparten con nosotros experiencias, de sus vidas junto al Señor.

  • – Comenzamos con el Evangelio de San Juan en la mirada: el Señor nos primerea, nos llama.

Andrés le pregunta ¿dónde vives Maestro?

Seguidme y lo veréis.

“La soledad es la ausencia de significado”.

“Nunca hubiera pensado que Cristo tiene que ver con TODO”.

  • – ¿Para qué comentar con alguien mi vacío, si era tal que sabía que no me iban a entender?

La vocación se inicia en un momento puntual de tu vida, puedes recordar el día, la hora, la ropa que llevabas puesta en ese momento, la persona que te acompaña…

  • – Después de haber probado, vivido, muchas cosas: ambientes diferentes, chicas, siendo universitario, necesitaba darle valor a mi vida, servir al momento, servir al instante; esa es mi vocación.

“Él lo va a hacer TODO, yo solo tengo que poner mis manos”.

  • – Gratitud a Dios.

Uno tiene la libertad de abrazar aquello que lo reconoce.

“Adherirse al Señor libremente”. Vivir la vida como un regalo. Experimentar que somos como “La niña de sus ojos”.

  • – De ninguna manera hubiera sido un matrimonio posible sin el Señor.

Yo era ateo total, ella, cristiana. Sufro una crisis existencial.

¿Qué sentido tiene mi vida?

  • Él pone un proyecto de vida en nosotros, ahí entra nuestra libertad. El Señor se da la vuelta a quien le necesita. Estamos felices porque el Señor está en nuestro camino.

Podemos ser felices en cualquier circunstancia…donde nos pone Jesús…

  • – La vocación es respuesta.

Hay un punto que unifica todas las vocaciones: la Alegría.

  • La libertad es la condición necesaria para realizar lo que se nos ha puesto delante. Esto te ayuda a mirar a los demás con absoluto respeto.
  • – ¿Cómo testimoniar esto?

Dios mira mi vida con amor, Él cuenta con nosotros.  La alegría es algo que testimonia a los demás. Debemos educar y enseñar a leer nuestra historia; no es fácil hacer una lectura de nuestra vida a nivel personal y a los ojos de Dios.

– Decisivo encontrar a alguien que necesite de nuestra confianza. Debemos saber mirar las dimensiones de la realidad.

Aprender a abrazar el pasado.

Aprender a abrazar mi persona. El darnos cuenta que respiramos, valorar todo lo que tenemos, son llamadas diarias del Señor; la realidad se impone, la hace Él.

Personalmente me quedo con esta anécdota que nos cuentan:

Alguien preguntó: “¿Cómo ayudamos en las zonas donde están persiguiendo a los cristianos?”

Alguien contesto: “¡Sed felices!”, el mundo necesita personas contentas por algo, por alguien. Se insiste en la pregunta… La respuesta vuelve a ser la misma “¡SED FELICES!”

Nota: Todos los “apuntes” son reflejo de lo escuchado en esta Mesa Redonda.

Agradecer a estos amigos de la localidad de Osuna, su visión, colaboración, participación y acercamiento.

Susi Adalid